Revisión

Enfermedad de Alzheimer y mujer

R. Alberca, E. Montes-Latorre, E. Gil-Néciga, P. Mir, P. Lozano-San Martín [REV NEUROL 2002;35:571-579] PMID: 12389175 DOI: https://doi.org/10.33588/rn.3506.2001530 OPEN ACCESS
Volumen 35 | Número 06 | Nº de lecturas del artículo 6.302 | Nº de descargas del PDF 909 | Fecha de publicación del artículo 16/09/2002
Icono-PDF-OFF Descarga PDF Castellano Citación Buscar en PubMed
Compartir en: Facebook Twitter
Ir a otro artículo del número
RESUMEN Artículo en español English version
Introducción y desarrollo. Este trabajo revisa la relación entre la enfermedad de Alzheimer (EA) y la mujer, un capítulo muy interesante, tanto por sus aspectos socioeconómicos, como por los etiopatogénicos y terapéuticos. En efecto, gran parte de los trabajos de prevalencia muestran un predominio femenino en esta enfermedad, y en los trabajos de incidencia hay al menos una tendencia al predominio femenino, especialmente en edad muy avanzada. De hecho, el riesgo de padecer una EA es superior en el sexo femenino y la mayor parte de los enfermos que asistimos son mujeres, lo que se relaciona en gran medida con la mayor supervivencia de la mujer. No obstante, es posible que intervengan otros factores biológicos y, en este sentido, la acción de los estrógenos sobre el cerebro y las consecuencias de su deprivación durante la menopausia son muy interesantes.

Conclusiones Diversos estudios han mostrado que la administración de terapéutica hormonal sustitutiva (THS) disminuye el riesgo de padecer la enfermedad, aunque defectos de diseño hacen necesario esperar las conclusiones de otros trabajos en marcha. También existen datos que apoyan que la THS puede conseguir beneficios en la EA si se administra a dosis adecuadas. Por supuesto, el sexo puede influir o modular otros factores de riesgo (FR). Los factores genéticos se modifican poco y, por ello, se prefiere de momento dirigir la atención a los factores de fuerte componente ambiental. En este sentido, la falta de escolarización es un posible FR muy discutido, pero ciertos datos apoyan que su influencia puede ser especialmente perniciosa en el sexo femenino; este es un dato importante, porque precisamente entre los analfabetos de nuestro país predominan las mujeres. Finalmente, en lo que se refiere a los cuidadores, también aquí predominan las mujeres, que, por tanto, sufren la EA en ambas vertientes: recibir y administrar cuidados. La reacción a esta situación parece ser generoespecífica, de forma que la mujer sufre especialmente las consecuencias de la falta de reciprocidad que ocasiona la EA, algo que no ocurre en otros procesos crónicos igualmente devastadores, pero que afectan la esfera física.
Palabras claveAlzheimerDemenciaEducaciónEstrógenosSexo femenino CategoriasDemenciaNeurodegeneraciónNeuropsiquiatría
TEXTO COMPLETO (solo disponible en lengua castellana / Only available in Spanish)