Nota Clínica

Enfermedad cerebrovascular como primera manifestación de arteritis de la temporal: presentación de tres casos y revisión de su patogénesis y tratamiento

A. Belenguer-Benavides, C. Vilar, D. Geffner-Sclarsky [REV NEUROL 2004;39:227-232] PMID: 15284962 DOI: https://doi.org/10.33588/rn.3903.2004096 OPEN ACCESS
Volumen 39 | Número 03 | Nº de lecturas del artículo 16.717 | Nº de descargas del PDF 1.037 | Fecha de publicación del artículo 01/08/2004
Icono-PDF-OFF Descarga PDF Castellano Citación Buscar en PubMed
Compartir en: Facebook Twitter
Ir a otro artículo del número
RESUMEN Artículo en español English version
Introducción La arteritis de células gigantes (ACG) es la forma más común de vasculitis sistémica en adultos, y presenta predominio por el sexo femenino. La incidencia de la enfermedad aumenta con la edad, y es de aproximadamente 70,1 casos por 100.000 habitantes en los pacientes mayores de 80 años. El infarto cerebrovascular como primera manifestación de una ACG es una presentación inusual y con muy mal pronóstico asociado, especialmente a nivel vertebrobasilar. Casos clínicos. Presentamos tres casos clínicos de pacientes con edades comprendidas entre los 70 y los 82 años, en los cuales se llegó al diagnóstico de arteritis de la temporal tras el infarto cerebral. En todos ellos los síntomas más frecuentes de la enfermedad (cefalea, claudicación mandibular, síntomas constitucionales, fiebre, sudor nocturno, astenia, anorexia o pérdida de peso) pasaron desapercibidos hasta el ictus isquémico. En uno de los casos la evolución del infarto cerebral produjo la muerte en las primeras 24 horas, mientras que se pudo iniciar terapia corticoidea en los otros dos, y presentaron buena respuesta inicial. En los tres pacientes se llegó al diagnóstico final tras estudio anatomopatológico de la arteria temporal. La presencia de VSG normal en uno de los casos no fue contraindicación para la realización de biopsia temporal.

Conclusiones La arteritis de la temporal es causa infrecuente de ictus isquémico. No obstante, debido a su pronóstico ominoso, es importante identificar los signos principales de la enfermedad y considerar a esta entidad en el diagnóstico diferencial del ictus isquémico en el anciano.
Palabras claveArteritis de células gigantesArteritis temporalInfarto cerebrovascularPatogeniaTratamientoVasculitis CategoriasPatología vascular
TEXTO COMPLETO (solo disponible en lengua castellana / Only available in Spanish)