Mesa redonda

Funciones cognitivas del lóbulo frontal

M. Jódar-Vicente [REV NEUROL 2004;39:178-182] PMID: 15264169 DOI: https://doi.org/10.33588/rn.3902.2004254 OPEN ACCESS
Volumen 39 | Número 02 | Nº de lecturas del artículo 20.916 | Nº de descargas del PDF 8.527 | Fecha de publicación del artículo 16/07/2004
Icono-PDF-OFF Descarga PDF Castellano Citación Buscar en PubMed
Compartir en: Facebook Twitter
Ir a otro artículo del número
RESUMEN Artículo en español English version
Introducción y

Desarrollo Una forma de dividir las diferentes regiones del lóbulo frontal es en función de sus conexiones con las regiones talámicas. Cada una de estas regiones, que se diferencia en su citoarquitectura, filogenia y ontogenia, están implicadas también en funciones cognitivas diferenciadas. La corteza prefrontal dorsolateral permite el desarrollo y la ejecución de planes de acción, y la memoria de trabajo, necesaria para la mayoría de procesamiento cognitivo, constituye el motor de lo que denominamos funciones ejecutivas. El córtex orbital y sus conexiones subcorticales conforman un circuito que permite mantener y dirigir la atención a través de mecanismos inhibitorios, los cuales evitan las interferencias de estímulos irrelevantes para un determinado fin. Finalmente, el córtex cingular media en la iniciación de las acciones, en la intencionalidad de las respuestas y en la focalización de la atención.

Conclusión El conocimiento de los mecanismos de funcionamiento del lóbulo frontal puede explicar la clínica que se observa en muchas patologías de la infancia, como el trastorno por déficit de atención/hiperactividad.
Palabras claveAtenciónFunciones ejecutivasLóbulo frontalNeuropsicología CategoriasNeuropsicología
TEXTO COMPLETO (solo disponible en lengua castellana / Only available in Spanish)