Original

Zonisamida en el tratamiento preventivo de la migraña refractaria

J. Pascual, M. Gracia-Naya, R. Leira, V. Mateos-Marcos, L.C. Álvaro-González, I. Hernando, A. Oterino, F. Iglesias-Díez, A. Caminero, J.C. García-Moncó, N. Forcea, Á.L. Guerrero-Peral, V. Bueno, D. Santos-García, C. Pérez, M. Blanco, R. Pego-Reigosa, R. Rodríguez, S. Mederer-Hengstl, A. Pato-Pato, J. Sánchez-Herrero, J.L. Maciñeiras-Montero, F. Ortega, M. Arias, M. Díaz-González [REV NEUROL 2010;50:129-132] PMID: 20146184 DOI: https://doi.org/10.33588/rn.5003.2009721 OPEN ACCESS
Volumen 50 | Número 03 | Nº de lecturas del artículo 8.464 | Nº de descargas del PDF 1.368 | Fecha de publicación del artículo 01/02/2010
Icono-PDF-OFF Descarga PDF Castellano Citación Buscar en PubMed
Compartir en: Facebook Twitter
Ir a otro artículo del número
RESUMEN Artículo en español English version
Introducción La migraña crónica refractaria al tratamiento preventivo habitual es una situación frecuente en consultas de neurología. Se pretende analizar la experiencia con zonisamida en el tratamiento de pacientes con migraña frecuente refractaria.

Pacientes y métodos Aquellos pacientes sin respuesta o con intolerancia a topiramato y al menos otro fármaco preventivo para la migraña recibieron zonisamida. El fármaco se incrementó a razón de 25 mg/semana, hasta un máximo de 200 mg/día. La eficacia de la zonisamida se evaluó en términos de ‘respuesta’ (disminución en la frecuencia de las crisis al menos del 50%) al tercer mes del tratamiento.

Resultados Nuestra serie comprende 172 pacientes de entre 22 y 69 años. El 81% eran mujeres. Las dosis de zonisamida oscilaron entre 50 y 200 mg/día, y la dosis más frecuentemente administrada fue de 100 mg/día. La zonisamida mostró eficacia (respuesta) en 76 (44%) de los pacientes; la respuesta fue excelente en 22 (13%). La puntuación en el test de MIDAS se redujo en un 43,2%. Un 27% de los pacientes no toleró el fármaco, fundamentalmente por bradipsiquia subjetiva o clínica digestiva.

Conclusiones Estos resultados, obtenidos en un número amplio de pacientes refractarios o intolerantes a topiramato y otros fármacos, indican que, al menos en condiciones de práctica clínica, la zonisamida, en dosis relativamente bajas, es una opción que se debe considerar en el tratamiento preventivo del paciente con migraña frecuente.
Palabras claveMigraña crónicaTopiramatoTratamiento preventivoZonisamida CategoriasCefalea y MigrañaDolor
TEXTO COMPLETO (solo disponible en lengua castellana / Only available in Spanish)