Original

Perfil clinicorradiológico de la encefalomielitis aguda diseminada en la población infantil. Análisis retrospectivo de una serie de 20 pacientes de un hospital terciario

M. Tomás-Vila, F. Menor, M.C. Otero-Reigada, A. Pérez-Tamarit, M. Téllez de Meneses, I. Pitarch-Castellano [REV NEUROL 2014;58:11-19] PMID: 24343536 DOI: https://doi.org/10.33588/rn.5801.2013303 OPEN ACCESS
Volumen 58 | Número 01 | Nº de lecturas del artículo 7.397 | Nº de descargas del PDF 834 | Fecha de publicación del artículo 01/01/2014
Icono-PDF-OFF Descarga PDF Castellano Citación Buscar en PubMed
Compartir en: Facebook Twitter
Ir a otro artículo del número
RESUMEN Artículo en español English version
Introducción La encefalomielitis aguda diseminada (EAD) es un trastorno inflamatorio del sistema nervioso central mediado inmunológicamente y de patogenia desconocida. Puede presentarse en cualquier edad, pero es mucho más frecuente en niños. La EAD no tiene marcador biológico específico y el diagnóstico se basa en hallazgos clínicos y neurorradiológicos.

Objetivo Mejorar el conocimiento del perfil clinicorradiológico de esta enfermedad.

Pacientes y métodos Estudio retrospectivo con inclusión de pacientes menores de 14 años ingresados en un hospital terciario en los últimos 15 años con el diagnóstico de EAD. Se revisaron antecedentes, signos clínicos de presentación, datos analíticos en sangre/líquido cefalorraquídeo y la semiología radiológica. En 16 casos se realizó un seguimiento medio de 25 meses.

Resultados Se revisaron 20 pacientes, un 70% niños, con una edad media de 4,4 años. El 40% tuvo un episodio febril previo. El 85% presentó fiebre o vómitos, y el 70%, afectación del estado de consciencia. Predominaron los déficits motores (45%), las convulsiones (35%) y la afectación de pares craneales (30%). Tres niños presentaron una evolución recidivante, y otros tres, secuelas motoras. Los estudios de resonancia magnética mostraron lesiones hiperintensas en secuencias T2, con patrón de realce escaso o nulo, que predominaron en los tálamos (70%), la médula (67%) y la sustancia blanca subcortical (50%). En dos pacientes se diagnosticó EAD hemorrágica.

Conclusiones La EAD representa una entidad con importante afectación general y repercusión neurológica, que muestra un potencial secuelar considerable. Los datos clinicoanalíticos y la resonancia magnética cerebral y medular son relevantes para el diagnóstico inicial y seguimiento de pacientes con EAD.
Palabras claveEncefalomielitis agua diseminadaEsclerosis múltiplemetilprednisolonaRecidivaResonancia magnética cerebralSecuelas CategoriasEsclerosis múltipleTécnicas exploratorias
TEXTO COMPLETO (solo disponible en lengua castellana / Only available in Spanish)