Carta al Director

Meningioma sincitial intramedular asociado a siringomielia cervical

M. Gelabert-González, B. Menéndez-Cortezón, P. Román-Pena [REV NEUROL 2020;71:82-83] PMID: 32627165 DOI: https://doi.org/10.33588/rn.7102.2020253 OPEN ACCESS
Volumen 71 | Número 02 | Nº de lecturas del artículo 4.181 | Nº de descargas del PDF 39 | Fecha de publicación del artículo 16/07/2020
Icono-PDF-OFF Descarga PDF Castellano Citación Buscar en PubMed
Compartir en: Facebook Twitter
Ir a otro artículo del número
RESUMEN Artículo en español English version
TEXTO COMPLETO (solo disponible en lengua castellana / Only available in Spanish)
Hemos leído el reciente caso clínico de un meningioma sincitial intramedular, publicado por Guevara-Rodríguez et al en Revista de Neurología [1], y nos gustaría hacer algún comentario al respecto.

Coincidimos con los autores en la rareza del caso presentado y en una revisión de nuestro grupo sobre 57 casos de meningiomas espinales no hemos tenido ninguno de esa localización [2]. Sin embargo, no podemos compartir la aseveración de que los meningiomas intramedulares llegan a representar el 3% de todos los meningiomas espinales; para ello, los firmantes se basan en una serie de 20 años de antigüedad y con un reducido número de casos. Piensen los autores que, desde el primer caso publicado por Salvati en 1992 [3], solamente se han reportado 14 casos en 28 años y, por contra, son miles los casos de meningiomas espinales publicados en diferentes series y revisiones [2,4,5].

Tampoco podemos compartir con los autores la afirmación de que alrededor del 66% de los meningiomas intramedulares son de tipo psamomatoso, afirmación que se contradice con la información presentada en la tabla I, donde ninguno de los tumores es psamomatoso. Lo que llama la atención de estos meningioma intramedulares, y que los autores no comentan, es que de los 14 casos publicados previamente, 5 (34%) sean de grado II o III de la Organización Mundial de la Salud, cuando en las series generales de meningiomas espinales más del 90% son de grado I y sin que tengamos una explicación clara para este hallazgo [2].

Por último, y como neurocirujanos, nos sorprende la poca información sobre la cirugía; en el tratamiento hablan únicamente de una biopsia cuando lo indicado en este tipo de tumores es la mielotomía media y la resección completa de la lesión, que es posible en la mayoría de casos, empleando técnica microquirúrgica y monitorización funcional de la medula espinal [6].
 

Bibliografía


 1.  Guevara-Rodríguez M, Sánchez-Gómez JR, García ML, Bordón-Hernández M, Trujillo-Beltrán Y, Medina-Hernández L. Meningioma sincitial intramedular asociado a siringomielia cervical. Rev Neurol 2020; 70: 348-9.

 2.  Gelabert-González M, García-Allut A, Martínez-Rumbo R. Meningiomas espinales. Neurocirugía 2006; 17: 125-31.

 3.  Salvati M, Artico M, Lunardi P, Gagliardi FM. Intra-medullary meningioma: case report and review of the literature. Surg Neurol 1992; 37: 42-5.

 4.  Gelabert-González M. Tumores medulares primarios. Análisis de una serie de 168 pacientes. Rev Neurol 2007; 44: 269-74.

 5.  Domínguez J, Rivas JJ, Lobato RD, Gómez PA, Alday R, Cabrera A, et al. Meningiomas espinales. Revisión de 40 casos. Neurocirugía 1998; 9: 123-8.

 6.  Rijs K, Klimek M, Scheltens-De Boer M, Biesheuvel K, Harhangi BS. Intraoperative neuromonitoring in patients with intramedullary spinal cord tumor: a systematic review, meta-analysis, and case series. World Neurosurg 2019; 125: 498-510.2e.

 

© 2020 Revista de Neurología