Original

Acontecimientos vitales, calidad de vida y apoyo social previos a la enfermedad vascular cerebral aguda, como factores redictores de la calidad de vida y situación funcional posteriores al ictus

R. Martín-González, R. Ortiz-de Salazar, A. Peris-Martí, E. Valiente-Ibiza, A. Sala-Corbí DOI: https://doi.org/10.33588/rn.3008.99530 OPEN ACCESS
Volumen 30 | Número 08 | Nº de lecturas del artículo 5.383 | Nº de descargas del PDF 466 | Fecha de publicación del artículo 16/04/2000
Icono-PDF-OFF Descarga PDF Castellano Citación Buscar en PubMed
Compartir en: Facebook Twitter
Ir a otro artículo del número
RESUMEN Artículo en español English version
Introducción Se ha valorado la repercusión del ictus en la calidad de vida pero no la posible relación entre la calidad de vida previa y la que tienen los pacientes meses después del episodio agudo.

Objetivo Estudiar la posible relación entre calidad de vida, apoyo social y acontecimientos vitales estresantes previos al ictus y calidad de vida, apoyo social y situación funcional meses después del mismo.

Pacientes y métodos Estudio prospectivo de 34 pacientes (71,7 ± 8 años; 19 (56%) varones; 15 (44%) mujeres) con ictus mediante dos valoraciones: entrevista personal en las primeras 36 horas (calidad de vida –perfil de salud de Nottingham (PSN)–, percepción de apoyo social y acontecimientos vitales estresantes –inventario de Holmes y Rake–) y entrevista telefónica 16,5 ± 5,3 meses después del ictus (PSN, percepción de apoyo social y situación funcional –escala de Rankin–).

Resultados Después del ictus se produce un deterioro en la percepción del apoyo social (19,8 ± 3 frente a 12,5 ± 8; p= 0,000) y en la dimensión de aislamiento social del PSN (9,4 ± 20 frente a 21,1 ± 30; p= 0,03). Sólo se encontró relación entre las siguientes variables: dolor en la primera evaluación y dolor (r= 0,45; p= 0,007) en la segunda evaluación; movilidad en la primera evaluación y estado emocional (r= 0,39; p= 0,029) y apoyo social (r= 0,37; p= 0,027) en la segunda evaluación; sueño en la primera evaluación y energía (r= 0,55; p= 0,0006), dolor (r= 0,39; p= 0,022), estado emocional (r= 0,35; p= 0,038), movilidad (r= 0,34; p= 0,048) y sueño (r= 0,51; p= 0,001) en la segunda evaluación.

Conclusión Nuestros resultados sugieren que la relación existente entre la situación previa y la posterior al ictus es escasa, y que el deterioro en la percepción del apoyo y el aislamiento social se deben al ictus en sí mismo.
Palabras claveAccidente cerebral vascularAccidente cerebrovascularAccidente cerebrovascular isquémicoAccidente isquémicoAccidente vascularAccidente vascular cerebralAcontecimiento vitalAcontecimientos vitalesApoplejíaApoyo socialCalidad de vidaEnfermedad cerebrovascularEnfermedad vascularEnfermedad vascular cerebralEnfermedad vascular cerebral isquémicaEstenosis de carótidaEstilo de vidaHematoma intracranealHemorragia intracranealHemorragia intraventricularIctusIctus agudoIctus hemorrágicoIctus isquémicoIctus isquémico parietal derechoIctus transitorioIctus venosoIctus vertebrobasilarInfartoInfarto cerebralInfarto cerebral arterialInfarto cerebral venosoInfarto lacunarIsquemiaIsquemia cerebralIsquemia transitoriaIsquemia vertebrobasilarLagunaPatología cerebrovascularPatología cerebrovascular isquémicaPatología vascularPatología vascular cerebralPatología vascular cerebral isquémicaTrombosis arterialTrombosis venosa CategoriasCalidad, Gestión y Organización AsistencialPatología vascular
TEXTO COMPLETO (solo disponible en lengua castellana / Only available in Spanish)