Noticia

Descubiertos los mecanismos que explican por qué el trabajo mental también provoca cansancio

Wiehler A, Branzoli F, Adanyeguh I, Mochel F, Pessiglione M. Curr Biol. 2022 Aug 4;S0960-9822(22)01111-3. doi: 10.1016/j.cub.2022.07.010.
Fecha de publicación de la noticia 18/08/2022 | Fuente Redacción / Curr Biol | Nº de lecturas de la noticia 521
Compartir en: Facebook Twitter
Un grupo de investigadores de la Universidad Pitié-Salpêtrière de París (Francia) ha encontrado nuevas pruebas para explicar por qué el trabajo mental intenso también provoca cansancio. El estudio, publicado en Current Biology, demuestran que cuando el trabajo cognitivo intenso se prolonga durante varias horas, se acumulan subproductos potencialmente tóxicos en el córtex prefrontal. Esto, a su vez, altera el control sobre las decisiones, de modo que se desplaza hacia acciones de bajo gasto, que no requieren esfuerzo a medida que se produce la fatiga cognitiva, siendo la razón por la que el sujeto se siente mentalmente agotado la puesta en marcha de un sistema de defensa del funcionamiento cerebral.

Este estudio demuestra que el trabajo cognitivo provoca una verdadera alteración funcional a través de la acumulación de sustancias nocivas, por lo que la fatiga sería, efectivamente, una señal de que es preciso dejar de trabajar, pero con un propósito diferente: preservar la integridad del funcionamiento cerebral. Para llegar a esta conclusión, los autores utilizaron la espectroscopia de resonancia magnética (MRS) para monitorizar la química del cerebro a lo largo de un día de trabajo. Estudiaron dos grupos de personas: las que necesitaban pensar mucho y las que tenían tareas cognitivas relativamente más fáciles. Observaron signos de fatiga, incluida una menor dilatación de las pupilas, sólo en el grupo que realizaba un trabajo duro, y que además, presentaban niveles más altos de glutamato en las sinapsis de la corteza prefrontal.

Los autores afirman que esto apoya la idea de que la acumulación de glutamato hace más costosa la activación de la corteza prefrontal, de modo que el control cognitivo es más difícil después de un día de trabajo mentalmente duro, y ante esta certeza consideran que no hay forma de evitar esta limitación de la capacidad del cerebro para pensar intensamente, y que la única solución es el descanso y el sueño. También apuntan que la monitorización de los metabolitos prefrontales podría ayudar a detectar la fatiga mental severa. Esta capacidad podría ayudar a ajustar las agendas de trabajo para evitar el agotamiento.
Palabras claveCórtex prefrontalFatiga cognitivaGlutamato CategoriasNeurociencia básicaNeurofisiología

MÉTRICAS 2021

Factor de impacto:
1,235

CiteScore:
2.0

Otros datos de interés:

Porcentaje de aceptación de artículos: 22%

Media del tiempo de embargo hasta la respuesta de aceptación: 31 días
Nota: en 2021 el 50% de artículos recibieron la respuesta definitiva en: ≤ 2 días
Publica con nosotros El comité editorial La revista y sociedades Regístrese para estar informado y/o acceder a los contenidos

Destacados externos