Noticia

El impacto del alcohol en el cerebro crea una tendencia a seguir bebiendo

Patel RR, Khom S, Steinman MQ, et al. Brain Behav Immun. 2019 Jan;75:208-219. doi: 10.1016/j.bbi.2018.10.009. Epub 2018 Oct 26.
Fecha de publicación de la noticia 10/04/2023 | Fuente Redacción / Brain Behav Immunity | Nº de lecturas de la noticia 2.595
Compartir en: Facebook Twitter
El consumo excesivo de alcohol cambia las vías de señalización en el cerebro, lo que a su vez afecta a funciones cognitivas como la toma de decisiones y el control de los impulsos, y hace que la persona sea más propensa a beber y, según un artículo publicado recientemente en Brain, Behavior and Immunity, el mecanismo subyacente podría estar relacionado con el sistema inmunitario del cerebro.

El estudio, desarrollado por investigadores del Centro de Investigación del Desarrollo de la Exposición al Alcohol de la Universidad de Binghamton (EEUU), dicta que, en comparación con los ratones con consumo moderado o nulo de alcohol, los ratones dependientes del alcohol tenían el doble de células productoras de la molécula de señalización inmunitaria (IL-1β) en su corteza prefrontal medial, y que la vía de la molécula funcionaba de forma diferente ya que, en lugar de su función protectora habitual, en los ratones dependientes del alcohol la IL-1B aumentó la inflamación y la liberación del neurotransmisor inhibidor ácido gamma-aminobutírico (GABA), que regula la actividad neuronal en el cerebro. Estos cambios persistieron incluso cuando los ratones dejaron de consumir alcohol.

Los investigadores han descubierto que el alcohol activa "levemente" el sistema neuroinmunitario, lo que significa que el patrón de activación es más débil que el causado por un patógeno o una lesión. Pero los cambios de esta activación leve parecen persistir y acumularse con el tiempo a medida que el individuo bebe más y con más frecuencia. Así, la hipótesis de los científicos es que los efectos del consumo excesivo de alcohol en la señalización neuroinmunitaria están relacionados con el deterioro cognitivo que se observa en las personas que padecen alcoholismo agudo. Esta investigación podría conducir a una mejora del tratamiento del abuso de sustancias. Los fármacos que bloquean la actividad de la IL-1β ya han sido aprobados por la FDA para tratar la artritis reumatoide y otras enfermedades inflamatorias.
Palabras claveAdicciónAlcoholcórtex prefrontal medialGABAIL-1β CategoriasNeuropsicologíaNeuropsiquiatría

MÉTRICAS 2022

Impact Factor:
1,2

CiteScore:
2,2

Otros datos de interés:

Porcentaje de aceptación de artículos: 27%

Media de tiempo a respuesta de aceptación definitiva: 24 días.
Nota: en 2022 el 50% de artículos recibieron respuesta definitiva en ≤ cuatro días
Publica con nosotros El comité editorial La revista y sociedades Regístrese para estar informado y/o acceder a los contenidos

Destacados externos