Original

Neurosífilis en el siglo XXI: estudio descriptivo en un hospital terciario de Madrid

R.N. Villar-Quiles, J. Porta-Etessam [REV NEUROL 2016;63:393-402] PMID: 27779299 DOI: https://doi.org/10.33588/rn.6309.2016197 OPEN ACCESS
Volumen 63 | Número 09 | Nº de lecturas del artículo 7.639 | Nº de descargas del PDF 558 | Fecha de publicación del artículo 01/11/2016
Icono-PDF-OFF Descarga PDF Castellano Citación Buscar en PubMed
Compartir en: Facebook Twitter
Ir a otro artículo del número
RESUMEN Artículo en español English version
Introducción La neurosífilis puede ocurrir en cualquier momento tras la infección por Treponema pallidum y su incidencia está aumentando en los últimos años. El patrón epidemiológico y clínico ha experimentado un cambio sustancial en la era postantibiótica.

Objetivo Describir y analizar la población de pacientes con diagnóstico de neurosífilis de un hospital terciario de Madrid desde enero de 2008 a mayo 2015.

Pacientes y métodos Se analizaron retrospectivamente datos demográficos, clínicos, pruebas complementarias –serología, líquido cefalorraquídeo (LCR), neuroimagen– y evolución de 28 pacientes diagnosticados entre 2008 y 2015.

Resultados La mayoría fueron varones (89,3%), españoles (60,7%), con una edad media de 53 ± 16,4 años. Lo más frecuente fueron las formas asintomáticas (39,3%), seguidas de sífilis ocular (21%), formas no clásicas (14,3%), deterioro cognitivo y alteraciones neuropsiquiátricas (11%). El 50% presentaba infección concomitante por virus de la inmunodeficiencia humana, la mayoría asintomáticos, con una correlación significativa entre linfocitos T CD4+ y neurosífilis asintomática. Únicamente el 50% presentó VDRL+ en el LCR, basándose el diagnóstico en la clínica, la serología y las alteraciones en el LCR (citobioquímicas o serológicas). La neuroimagen fue inespecífica en la mayoría de los casos. Las formas tempranas y las formas oculares se asociaron a una mejor evolución clínica.

Conclusiones Respecto a la era preantibiótica, se observa un descenso muy importante en las formas tardías, así como la aparición de formas no clásicas que pueden simular otras entidades, como encefalitis víricas. El diagnóstico es complejo y se basa en la clínica, la serología y el estudio del LCR, a menudo con una interpretación compleja, por lo que la sospecha clínica es fundamental en el diagnóstico.
Palabras claveTreponema pallidumMeningitis sifilíticaNeurosífilis asintomáticaNeurosífilis atípicaParálisis general progresivaSífilis meningovascularSífilis ocularTabes dorsalVIH CategoriasInfeccionesNervios periféricos, unión neuromuscular y músculoPatología vascular
TEXTO COMPLETO (solo disponible en lengua castellana / Only available in Spanish)