Original

Causas de la mortalidad hospitalaria por hemorragia cerebral en pacientes con malformación arteriovenosa

J. Vilalta, F. Arikán, R. Torné, R. Najarro, D. López, A. Rodríguez-Hernández, D. Gándara, P. Baños [REV NEUROL 2017;64:538-542] PMID: 28608353 DOI: https://doi.org/10.33588/rn.6412.2016555 OPEN ACCESS
Volumen 64 | Número 12 | Nº de lecturas del artículo 12.273 | Nº de descargas del PDF 290 | Fecha de publicación del artículo 16/06/2017
Icono-PDF-OFF Descarga PDF Castellano Citación Buscar en PubMed
Compartir en: Facebook Twitter
Ir a otro artículo del número
RESUMEN Artículo en español English version
Objetivo Conocer las causas de la mortalidad en la hemorragia cerebral de los pacientes con malformaciones arteriovenosas (MAV) tratadas en un hospital terciario.

Pacientes y métodos De un registro prospectivo de malformaciones vasculares se han seleccionado los pacientes que fallecieron con MAV en el período 1990-2014. Se han revisado aspectos demográficos, localización de la MAV, aneurismas asociados y tratamientos previos. Se han establecido tres causas principales de muerte: sangrado inicial/resangrado, relacionadas con el tratamiento de la MAV y otras causas no relacionadas con la MAV.

Resultados Se trató a 400 pacientes de MAV, 216 (54%) con MAV rotas, de los que fallecieron 26 (12,1%) por hemorragia cerebral. La media de edad del grupo de pacientes fallecidos fue de 48,8 años (rango: 8-78 años). Veinte (76,9%) ingresaron en coma (escala de coma de Glasgow < 9). En cinco casos (19,2%), el sangrado se debió a un aneurisma asociado. Un porcentaje muy elevado (38,5%) tenía la MAV en la fosa posterior. Tres pacientes habían recibido previamente en otros centros tratamientos no curativos de la MAV. Del total, seis (23,1%) recibieron tratamiento endovascular/quirúrgico en nuestro hospital, y hemos asumido que, por la indicación o por el momento en que se realizó, la causa de la muerte se relacionaba con el tratamiento, aunque dos pacientes jóvenes se operaron con midriasis bilateral. Un paciente falleció por un glioblastoma asociado, y el resto, 19 (76%), por el resangrado o el daño cerebral inicial.

Conclusión El conocimiento de las causas de mortalidad puede contribuir a mejorar el resultado clínico, sobre todo en los casos en que podría estar indicado un tratamiento precoz.
Palabras claveAneurisma cerebralHemorragia cerebralIctus hemorrágicoMalformación arteriovenosa cerebralTratamiento endovascularTratamiento quirúrgico CategoriasPatología vascular
TEXTO COMPLETO (solo disponible en lengua castellana / Only available in Spanish)